Descubrirte no fue fácil,

pero el empeño es poderoso

y mi voluntad es un valor que cumplió su papel.

‘La isla del tesoro’ fue el primero

que desembarcó en mis manos,

pero ‘Alicia en el país de las Maravillas’

dice que ella llegó antes,

que fue Stevenson

quien llegó después.

Mi memoria no alcanza a recordar

a quién debo conceder la razón,

pero mi decisión salomónica

fue concederles a los dos libros ese don.

Llegaron muchos más, tres, quince, cincuenta y séis…

Todos consumieron mi tiempo,

desgastaron mis ojos,

con tal atrevimiento que

osaron robarme el sueño.

A su lado fui intrépida, aventurera, atrevida,

egoísta, malvada, amante, soñadora, tímida.

Con ellos me enamoré, lloré, reí.

Viví.

Algunos quisieron alejarme de su lectura,

pero, sin rencor, regresé a ellos,

como ese romance eterno

al que no puedes abandonar,

porque ya forma parte de ti.

Y es que, sin los libros, ya no sé vivir.

¡Feliz Día del Libro!

Mayte López, 2021

Imagen: Pixabay