El 28 de julio de 1917 nació Gloria Fuertes en Madrid.

Hoy hace 104 años.

Todo el mundo conoce la obra de esta maravillosa y prolífica escritora.

A los 17 años, escribió  Isla Ignorada, que fue su primer libro de poemas.

Gloria escribió poesía, literatura infantil, relatos, canciones…

En el siguiente botón encontraréis toda la información de su obra completa

y en este otro encontraréis su biografía

En este post, me voy a centrar en su obra poética.

LIBROS DE POESÍA

Isla Ignorada

Antología y poemas del suburbio

Aconsejo beber hilo

Todo asusta

Que estás en la tierra

Ni tiro, ni veneno ni navaja (en 1965 obtuvo el Premio «Guipúzcoa de Poesía»)

Poeta de guardia

Cómo atar los bigotes al tigre

Sola en la casa

Cuando amas aprendes geografía

Obras incompletas

Mujer de verso en pecho

Pecábamos como ángeles

Garra de la guerra

Es difícil ser feliz una tarde

Se beben la luz

Los brazos desiertos

Poemas prácticos más que teóricos

ALGUNOS POEMAS Y ESTROFAS

A esta isla que soy, si alguien llega,
que se encuentre con algo es mi deseo
–manantiales de versos encendidos y
cascadas de paz es lo que tengo–

Otra noche más ¡qué aburrimiento!……
y nadie suena o quema o hiela o llama,
en esta noche en la que, como en casi todas,
soy poeta de guardia.
Es triste, y porque es triste, lo confieso;
aquí estoy yo y vengo voceando,
buceando, mejor, en la niebla;
ahorcándome la voz entre los álamos.
Ganándome el sudor con este pan,
ganándome la vida con las manos,
ganándome el dolor con el placer,
ganándome la envidia con el salmo.
Ganándome la muerte con la vida,
voy consiguiendo todo sin el llanto,
que soy la mujer fuerte que se viste
y medita mirando el calendario.
Es triste, y porque es triste, lo confieso,
cuesta mucho vencerse, sin embargo,
intenta dar un beso al enemigo
verás que sale luz de tu costado.

Ya ves qué tontería,
me gusta escribir tu nombre,
llenar papeles con tu nombre,
llenar el aire con tu nombre;
decir a los niños tu nombre,
escribir a mi padre muerto
y contarle que te llamas así.
Me creo que siempre que lo digo me oyes.
Me creo que da buena suerte.
Voy por las calles tan contenta
y no llevo encima más que tu nombre
No sé por qué… recuerdo,
que hace años por la noche,
yo rezaba un padrenuestro
para no soñar cosas de miedo.
Después cuando la guerra,
rezaba para que no sonara la sirena…
Después seguí rezando
para que no nos detuvieran;
luego, para que Equis me quisiera;
para que mi análisis no diera leucemia,
para que se acaben los líos de fronteras,
para que este país… y vuelta y vuelta.
(Desde que nací en los diarios siempre viene un parte de guerra.)
Variando la retahíla,
mezclando personales peticiones con otras peliagudas y extranjeras,
(que si este amor que si la paz que si la pena)
sigo y sigo pidiendo con la fe de una pieza.
Temo tener a Dios cansado de monserga.

Somos tan… crueles
que prefieres estar unas horas con quien quieres
que toda una vida con quien te quiere,
o al revés -.


Aunque no nos muriéramos al morirnos,
le va bien a ese trance la palabra: Muerte.
Muerte es que no nos miren los que amamos,
muerte es quedarse solo, mudo y quieto
y no poder gritar que sigues vivo.
La gente dice:
«Pobres tiene que haber siempre»
y se quedan tan anchos
tan estrechos de miras,
tan vacíos de espíritu,
tan llenos de comodidad.
Yo aseguro
con emoción
que en un próximo futuro
sólo habrá pobres de vocación.
Nací a muy temprana edad.
Dejé de ser analfabeta a los tres años,
virgen, a los dieciocho,
mártir, a los cincuenta.
Aprendí a montar en bicicleta,
cuando no me llegaban
los pies a los pedales,
a besar, cuando no me llegaban
los pechos a la boca.
Muy pronto conseguí la madurez.
En el colegio,
la primera en Urbanidad,
Historia Sagrada y Declamación.]
Ni Álgebra ni la sor Maripili me iban.
Me echaron.
Nací sin una peseta. Ahora,
después de cincuenta años de trabajar,
tengo dos.


No olvido cuando rojos y negros
Corríamos delante de los grises
Poniéndoles verdes.
Cuando rojos y verdes
Temblábamos bajo los azules (de camisa)
Bordada en rojo ayer.
Asco color marrón
Que siempre huele a pólvora.
Páginas amarillas leo hoy
Para encontrar a un fontanero
Que no me clave.
Siempre con los colores a cuestas.
Siempre con los colores en la cara
Por la vergüenza de ser honesta.
Siempre con los colores en danza.
Azul contra rojo
Negro contra marrón
Como si uno fuera Dalí o Miró.
Pienso mesa y digo silla,
Compro pan y me lo dejo,
Lo que aprendo se me olvida,
Lo que pasa es que te quiero.
La trilla lo dice todo;
Y el mendigo en el alero,
El pez vuela por la sala
El toro sopla en el ruedo.
Entre Santander y Asturias
Pasa un río, pasa un ciervo,
Pasa un rebaño de santas,
Pasa un peso.
Entre mi sangre y el llanto
Hay un puente muy pequeño,
Y por él no pasa nada,
Lo que pasa es que te quiero.
Cristales de tu ausencia acribillan mi voz,
que se esparce en la noche
por el glacial desierto de mi alcoba.
-Yo quisiera ser ángel y soy loba-.
Yo quisiera ser luminosamente tuya
y soy oscuramente mía.
-¿Cuál es la letra más bella?
La ese, porque es un cisne.
-¿Cuál es la letra más alegre?
La jota. Que baila y toca.
-¿Y la más triste?
La I mayúscula, porque le han robado el punto.
-¿Dónde vas carpintero
con la nevada?
-Voy al monte por leña
para dos tablas.
-¿Dónde vas carpintero
con esta helada?
-Voy al monte por leña,
mi Padre aguarda.
-¿Dónde vas con tu amor
Niño del Alba?
-Voy a salvar a todos
los que no me aman.
-¿Dónde vas carpintero
tan de mañana?
-Yo me marcho a la guerra
para pararla.

Cuando algo nuestro intacto
se funde y me confunde
-somos uno en dos partes
que sufren por su cuenta-,
desesperadamente algo nuestro se busca
sin ayuda de nada algo nuestro se encuentra.
La unión se realiza,
la ausencia no atormenta,
el dolor se desmaya,
el silencio se expresa
-cuando el amor no dice
la única palabra
está escrito el poema-.
Alto profundo es esto que nos une,
esto que nos devora y que nos crea;
ya se puede vivir
teniendo el alma
cogida por el alma
del que esperas;
pena es tener tan sólo una vida
-sólo una vida es poco
para esto
de querer sin recompensa

“Nos basta una mano para matar,

necesitamos dos para acariciar,

para aplaudir,

y todas las del mundo

para conseguir la paz”

Y algunos también os acordaréis de este programa y de esta cabecera, letra de Gloria Fuertes.

Un globo, dos globos, tres globos,
la luna es un globo que se me escapó,
un globo, dos globos, tres globos,
la tierra es el globo donde vivo yo.

Un globo, dos globos, tres globos,
los niños tenemos en televisión,
un cuento, dos cuentos, tres cuentos,
en unos momentos de gran diversión.

La larala larala larala la la larala larala la la
la larala larala larala la la larala larala la la

Un globo, dos globos, tres globos,
la luna es un globo que se me escapó,
un globo, dos globos, tres globos,
la tierra es el globo donde vivo yo.

La larala larala larala la la larala larala la la
la larala larala larala la la larala larala la la

Los globos se duermen,
se duerme la luna,
se duerme la rana,
y yo hasta mañana,
que me duermo yo,
que me duermo yo.

Un globo, dos globos, tres globos,
la luna es un globo que se me escapó,
un globo, dos globos, tres globos,
la tierra es el globo donde vivo yo.

Un globo, dos globos, tres globos,
los niños tenemos en televisión,
un cuento, dos cuentos, tres cuentos,
en unos momentos de gran diversión.


Tomado de AlbumCancionYLetra.com

Gracias Gloria por acercarnos al mundo de la literatura y, en especial, de la poesía.