María Josefa Yzuel, científica y mujer defensora de la igualdad.

En el mes de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, y a mí me viene a la mente el nombre de

María Josefa Yzuel,

Científica y defensora de la igualdad, tiene 81 años, y siempre ha trabajado por el reconocimiento de las mujeres en la ciencia. Hace unos años hice un trabajo universitario y expuse su trayectoria profesional y su compromiso por la igualdad.

Es la primera mujer que consiguió una plaza como profesora de Física en una universidad española, en 1971.

Se licenció en 1962 en Ciencias Físicas siendo Doctora en 1966. Ha formado parte de varias sociedades científicas, nacionales e internacionales, ocupando cargos que nunca había ostentado ninguna científica española. Es doctora Honoris Causa por tres universidades. A lo largo de su carrera ha sido premiada y reconocida por sus investigaciones, tanto a nivel nacional como internacional,

Como científica es excepcional, pero hoy quiero reconocer el trabajo que ha llevado a cabo siempre para que las mujeres fueran visibles como científicas y para que la sociedad normalizara esa visión.

Estudiar física no era lo más habitual en el S. XX. Ella misma ha dicho en alguna ocasión “había otras ramas más apropiadas para las chicas”.

Socia de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT), con la finalidad de evitar la discriminación y luchar por la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. Se facilitaba con ello que las mujeres se incorporaran al estudio de carreras científicas que, hasta no hace mucho, eran reducto único y exclusivo de los hombres.

En este sentido, fue fundadora del Grupo de Mujeres en la Física de la Real Sociedad Española de Física.

Esta excepcional mujer y científica aparece también en la Guía didáctica Mujeres que son tesoros y su biografía también se encuentra en el libro Aragonesas con voz propia

Por esta labor en favor de la igualdad, ha sido premiada por las Universidades de Barcelona y Alicante. Si bien, yo echo en falta más premios a nivel gubernamental e institucional, más que merecidos por la labor realizada, tanto en el ámbito científico como en el social.

Quiero reiterar las palabras de María Josefa respecto a la igualdad:

“Más igualdad entre hombres y mujeres en la ciencia y que las jóvenes científicas tengan más posibilidades de desarrollar su carrera, porque hay muchas y muy brillantes”

A las palabras de Josefa, me gustaría añadir que también se incluyan sus nombres en los libros de texto, para que lleguen a ser conocidas por las generaciones presentes y futuras.

Fuentes:

Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas

Guía didáctica Mujeres que son tesoros

Libro ‘Aragonesas con voz propia’